BLOG all updates

11255313_10204964137035570_2622875287336942217_o.jpg

Día 3: DECLARACION DE LAS VICTIMAS

Tercera Audiencia, Sección Femenina, Prisiones de Korydallos, Atenas, 12/05/2015

I. Acceso a la sala del tribunal: El acceso del público al juicio fue imposible dado que la sesión se celebró en la cárcel de Korydallos, en el mismo sitio en el que tuvieron lugar las audiencias anteriores y que resulta ser completamente inadecuado.

II. Llegada y representación de los imputados: Varios de los acusados comparecieron en el juicio, mientras que la gran mayoría de ellos estuvieron representados por sus abogados. Las acusaciones relativas a la muerte de Antonis Boletis nunca fueron confirmadas. Además, el acusado ausente, Chrysovalantis Aleksopoulos, que ya anunció su representación por tres abogados (el número máximo permitido por la corte), comunicó una nueva declaración de representación por un cuarto abogado, siendo juzgado como si hubiera estado presente.

III. Peticiones para unirse a la acusación popular: Compareciendo en persona o mediante representación, las siguientes partes pidieron unirse al proceso judicial como acusación popular:

1) Los padres y la hermana de Pavlos Fyssas, presentando cargos de homicidio, cometido el 17 de septiembre 2013

2) Dos de los pescadores egipcios, presentando cargos por ataques perpetrados contra ellos en sus hogares el 6 de junio de 2012

3) Ocho de las víctimas de los atentados cometidos en el exterior de los astilleros “Papila” en Perama, el 12 de septiembre de 2013.

Además, todos declararon su comparecencia como acusación popular en el juicio de todos los acusados por pertenencia, participación y dirección de la organización criminal “Asociación Popular – Amanecer Dorado”, dado que todos los demandantes mencionados han sufrido daños (contra su vida, su integridad física, sus propiedades y hogares) a manos de esta organización criminal. Sus abogados dieron voz a sus declaraciones y estas fueron entregadas por escrito al tribunal. Durante la entrega de las declaraciones de los abogados, muchos de los asistentes se quejaban de que no podían oír lo que se estaba diciendo debido al totalmente inadecuado sistema de sonido vigente.

La defensa pidió un receso para familiarizarse con las declaraciones escritas y formular sus objeciones. El tribunal accedió a la petición y aplazó la audiencia hasta el 15 de mayo.

IV. Demandas de la acusación popular: Los abogados de la acusación popular reiteraron la petición de traslado del juicio en otro lugar. Específicamente, el abogado de la acusación popular, Aggelos Vrettos, presentó al tribunal una declaración firmada por el Ministro de Justicia, Transparencia y Derechos Humanos, Nikos Paraskevopoulos, con fecha 11 de mayo de 2015. La Presidenta anunció que el tribunal ya había expresado su posición sobre el tema y que se facilitaría una nueva sede a partir de septiembre. La Presidenta pidió al Sr. Vrettos recuperar el comunicado. Sr. Vrettos leyó en alto la declaración del ministro:

“Reconozco la urgencia de los problemas ocasionados, tanto por la sala de las prisiones de Korydallos, donde se está llevando a cabo el juicio de los miembros de Amanecer Dorado, como sus repercusiones en los alrededores. En vista de estos problemas, una nueva sala se está construyendo para este propósito y estará lista a principios de septiembre de 2015. Teniendo en cuenta que la dirección del juicio ha solicitado otra sala, estaría dispuesto a hacer provisión para su transferencia y a intentar implementar cualquiera otra solución factible mientras tanto”.

El abogado de acusación popular, Dimitrios Zotos, invocó la disposición del artículo 18§3 del n.1756/1988, con el argumento de que si el propio tribunal considera la sala inapropiada, se puede solicitar al ministro que encuentre otra sala. El ministro no puede actuar sobre el asunto por su propia iniciativa. Los dirigentes políticos, a los que el presidente se refirió en la segunda reunión (argumentando que es su responsabilidad resolver a situación de la sede) están ahora esperando a que la presidenta del tribunal remita la petición que solvente el problema de la sala.

El abogado de acusación popular, Konstantinos Papadakis pidió a la presidenta redactar una ordenanza para llevarla ante el ministro. La presidenta respondió que el tribunal ya se había pronunciado; que basándose en esta decisión el ministro emitió la declaración anterior, y que el juicio se trasladará en septiembre si el ministro proporciona una sala mejor. Añadió que aquellos encargados de velar por el juicio son jueces y no administrativos, y como tales no se puede esperar de ellos que se dediquen a tramitar y enviar peticiones.

V. Peticiones / Declaraciones de la Defensa: La defensa de Panagiotis Michalolias anunció que no encontraba razones de peso para oponerse a las peticiones relacionadas con el bienestar de los estudiantes del barrio, ni a las solicitudes relativas a la búsqueda de un lugar adecuado. Agregó que el ministro de Justicia debería haber consultado a los abogados defensores sobre este asunto. La presidenta contestó que la postura del tribunal sobre el tema se hizo clara en la sesión del 7 de mayo. El Sr. Vrettos intervino para aclarar que el ministro no convocó una reunión con nadie. Los abogados de la acusación popular habían apelado al ministro por iniciativa propia.

Después de que los testigos protegidos A, B, C, D y E confirmaron su presencia telefónicamente y cuya confirmación se escuchó en alto a través del altavoz, los abogados defensores declararon que no aceptaban interrogar a los testigos en tales condiciones, y apelaron a su derecho a presentar sus objeciones en un momento posterior.

Ioannis Pagonas, el abogado defensor nombrado por la presidenta, solicitó que el juicio fuera aplazado por un período más largo, de manera que él pudiera consultar exhaustivamente los expedientes de los casos y ejercer las funciones de la defensa para las cuales ha sido contratado. La petición que fue repetida por otro abogado designado por la Presidente.

El abogado de Ioannis Aggou, Sr. Sotiropoulos, agregó que si no se otorgaba a los abogados designados el tiempo suficiente para prepararse, pedirían que se anularan las actuaciones.

El fiscal y la presidente respondieron que aunque el tiempo asignado pudiera parecer insuficiente, el gran número de acusados y abogados les iba a dar muchas oportunidades para formular sus objeciones y argumentos para la defensa a lo largo del proceso judicial.

VI. Solicitud de exención y modificación de las restricciones legales impuestas: Ilias Sideris, el abogado de Dimitrios Koukoutsis, solicitó la suspensión del arresto domiciliario de su cliente dado que su cliente ya no era diputado y por consiguiente se veía obligado a buscar trabajo.

El acusado Mijail Arvanitis-Avramis pidió el suspensión de la prohibición de hablar en los eventos de Amanecer Dorado, argumentando que tal prohibición era inconstitucional y un ejemplo de una descarada interferencia del poder judicial en el ámbito político, y que esas restricciones que solo le permitían hablar de Aurora Dorada dentro del Parlamento impedían que pudiera ejercer adecuadamente sus funciones como diputado. El resultado de esto, sostiene, es que se ha convertido en un “medio diputado”.

En este punto, el abogado Ioannis Pagoropoulos intervino para solicitar que la presidenta autorizara el orden de las intervenciones de acuerdo con el orden de los inculpados, a lo que el acusado Arvanitis respondió: “¿Señor, hay alguna restricción legal que sea aplicable en su caso? ¿Por qué está hablando así? “

La abogada de Antonis Gregos, impuso una solicitud similar e hizo hincapié que durante el periodo preelectoral se habían levantado las condiciones restrictivas impuestas a su cliente, sin consecuencias negativas.

Aggelos Aggeletos, el abogado de Eleni Zaroulia, pidió que el arresto domiciliario impuesto a su cliente fuera sustituido por la libertad condicional, dado que la comunicación de su cliente con sus abogados era difícil porque sólo podía llevarse a cabo en la casa del acusado.

Los abogados defensores de Nikos Michaloliakos también pidieron que su arresto domiciliario fuera sustituido por otras medidas, porque el confinamiento su cliente le impedía cumplir con sus deberes como diputado.

El tribunal se abstuvo de hacer comentarios sobre estas demandas y expresó su intención de hacerlo en la próxima reunión.

El juicio continuará el viernes 15 de mayo de 2015 a las 11.00 en la misma sala.